La noche del pasado viernes 20 de abril, nuestro presidente desveló algunos de los misterios y curiosidades del universo, sorprendiendo magistralmente como siempre a los asistentes.

Y mientras nuestros compañeros preparaban una sorpresa desde la cúpula Este,  se preparaba otra agradable evento en el Salón de Actos Múltiples de ASAC. Tras la charla, nuestro amigo D. Miguel Ángel Cotes Guirado y antiguo miembro de ASAC que había estado trabajando en el Instituto de Astrofísica de la Universidad de Oslo, nos hizo la entrega de unos documentos antiguos muy especiales. Durante su estancia en Oslo y trabajando en la biblioteca universitaria, se apercibió  de uno de los documentos que habían sido digitalizados y que iban a ser desechados. Los documentos se trataban de unos interesantes boletines astronómicos de la década de los años cuarenta del pasado siglo XX, conteniendo un registro detallado de los fenómenos celestes de aquella época. Particularmente quiero resaltar los registros de protuberancias y manchas solares, entre otras informaciones interesantes.

 Agradecemos a D. Miguel Ángel que recuperase y se acordara de ASAC para hacer la donación a nuestra biblioteca. Este es un material muy valioso para nosotros pues, además de tener un valor histórico, tiene un gran valor simbólico. Lo guardaremos como una joya en nuestra, por ahora, pequeña biblioteca astronómica que poco a poco va ampliándose con las donaciones de socios y amigos.

 

D. José Bonnet Casciaro (Presidente de ASAC)

durante la charla.

D. José Bonnet Casciaro agradeciendo la donación realizada por D. Miguel Ángel Cotes Guirado.

Ala izquierda de la imagen detalle del boletín astronómico.

D. José Bonnet y D. Miguel Ángel Cotes en el interior de la Biblioteca del Centro Astronómico de

Cartagena.