Una pregunta frecuente que suele surgir en las charlas de las Jornadas de Puertas Abiertas, o en diferentes conversaciones es “¿cómo saben los astrónomos de qué están hechos el Sol o las estrellas?, ¿como sabemos qué contienen las atmósferas de planetas a los que nunca hemos enviado sondas para que las analicen?“. La respuesta, en la inmensa mayoría de los casos, es analizando la luz que nos llega de ellos. La luz nos trae una inmensa cantidad de información sobre los objetos que la emiten o reflejan, y los humanos hemos aprendido una gran cantidad de formas de extraer esa información. Una de estas formas es mediante la espectroscopia.

Se puede hacer espectroscopía de diferentes longitudes de onda o frecuencias de la luz del espectro electromagnético. Pero para ayudar a entender que es un espectro, hemos hecho una serie de espectroscopios caseros que nos permiten ver de que se habla en cuanto a longitud de onda visible, basándonos en el modelo que se presenta en este tutorial : Espectroscopio casero a CD

Hay muchos modelos de espectroscopios caseros diferentes, unos más precisos y otros menos dependiendo de muchos factores. Nuestra versión la hemos diseñado aprovechando unos tubos que ya tienen una forma y dimensiones apropiadas, en este enlace podrás ver un álbum en el que cada imagen lleva las instrucciones para hacer nuestra versión: Espectroscopio casero reciclando tubos de Nespresso

Y para acompañar estos espectroscopios hemos diseñado la siguiente infografía (puedes ampliarla clicando en ella), en la que se muestra lo más básico sobre el tema. Muy pronto tendremos en el Centro astronómico unos cuantos espectroscopios para que los visitantes puedan probarlos, mientras tanto… ¡anímate y haz tu propio espectroscopio!